Japón y sus curiosidades

Japón se encuentra en una de las zonas sísmicas más activas del mundo y al año ocurren, al menos, 1500 terremotos…

346

La tierra del sol naciente es uno de los lugares más místicos que existen. Buena parte de ello reside en el recelo que tienen sus habitantes con el mundo exterior, un factor que ha influido en la conservación de las antiguas tradiciones. Es decir, si bien es cierto que es un lugar lleno de tecnología y ha influido significativamente en el avance de la ciencia, también tiene muchas tradiciones y curiosidades, y sobre estas últimas vamos a conocer un poco más a continuación.

Más fuentes de proteínas. Si has tenido la oportunidad de ver un programa sobre Japón, quizás sepas que en ese país se preparan alimentos que el resto de los mortales podríamos catalogar como raras. Uno de las características de la alimentación japonesa es la ingesta de carne cruda, la más extendida en el mundo oriental es el sushi, pero ellos también comen carne de caballo cruda. Le llaman basashi y es considerado un manjar, además tienen la creencia que su consumo puede prolongar la vida de las personas.

Tiembla tierra. Japón se encuentra en una de las zonas sísmicas más activas del mundo y al año ocurren, al menos, 1500 terremotos. Esta incidencia de eventos naturales aumenta considerablemente la cifra de fallecimientos por sismos, y este factor se convierte en un incentivo para desarrollar mejores edificios y construcciones en general que puedan soportar los embates de la naturaleza.

Al alcance de la mano. Los que las hemos utilizado sabemos que son una maravilla. Nada mejor que ir a una máquina expendedora y poder obtener desde una bebida hasta tu snack preferido sin preocuparse por la hora en que cierra la tienda. Por lo visto a los japoneses también les encanta esto pues tienen cerca de 5.520.000 máquinas en todo el país que expenden hasta ramos de flores.

Más ruido es mejor. Si eres de las personas que usualmente hace ruidos al comer, como al sorber una sopa o fideos, Japón es tu lugar de ensueño, ya que esta práctica, que es considerada de mala educación en muchos países, es una manera de hacerle saber al resto de las personas que tu platillo está delicioso, algo que los chefs reciben con agrado.

Ubicación numérica. Una cantidad considerable de las calles de Japón no tienen nombre por lo que puede ser un poco confuso ubicarse. Las ciudades se encuentran divididas en bloques numéricos, por lo que en vez de decir: “yo vivo en la calle X”, las personas te dirán: “Yo vivo en el bloque 15”.

Mente abierta. Si bien en materia cultural los japoneses pueden ser un poco cerrados, la cosa cambia notablemente en materia sexual. Muchas de las prácticas que se encuentran en la categoría tabú en el otro lado del mundo, en Japón forman parte de la cotidianidad.