Lo que me propongo, lo cumplo.

En nuestro interior, siempre hay una fuerza de convicción y deseo de hacer las cosas, solo que se tiene que vencer aquellos obstáculos que se cruzan y que aparentemente son poderosos; pero, hay que tomar una determinación…

286

En algún momento de nuestra vida, todos pensamos en hacer cambios, hacer otra carrera, una maestría, un doctorado, ir al gimnasio, conseguir una vivienda mejor, viajar al exterior, un mejor empleo, tomar un fin de semana de descanso, cambiar nuestro temperamento, etc. 

Imagen de mohamed Hassan en Pixabay 

Suena muy bien, pero la mayoría de las veces, esto se queda solo en deseos, pasa el tiempo y todo sigue igual.

En nuestro interior, siempre hay una fuerza de convicción y deseo de hacer las cosas, solo que se tiene que vencer aquellos obstáculos que se cruzan y que aparentemente son poderosos; pero, hay que tomar una determinación.

Cada ser humano, tiene su propio talento, para hacer las cosas con facilidad, solo que hay que dejar que ese poder salga de su interior y tomar la decisión. 

El logro de los objetivos y metas propuestas por una persona en determinado instante, ya sea ambicioso o no, se puede definir como el éxito en los pequeños detalles de la vida; es por esto que para lograr lo que me propongo debo dejar atrás aquellas piedras que se cruzan en el camino y dejar fluir nuestra capacidad y seguridad de sí mismos para lograr lo que se tiene proyectado hacer.

Según algunos expertos en liderazgo, para lograr siempre lo que uno se propone, y despertar esa fuerza interior, se aconseja cumplir algunas reglas, para así, adquirir buenos resultados y lograr esos cambios que se piensan hacer en algún momento de la vida.  Algunas de esas reglas:

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 
  • Tengo que definir cuáles son mis ideales, trazar una estrategia que me permita llegar a lo que quiero lograr.
  • Definir con claridad, qué es lo que quiero conseguir ya sea material o personal.
  • Identificar los hábitos que debo tener día a día.(tenacidad)
  • Concentrarme en lo que quiero conseguir.
  • No lamentarme de lo que pude haber hecho y no se hizo. 
  • Recompensarnos nosotros mismos, por logros que tengamos.
  • Relacionarme con lo que deseo hacer, para darme cuenta, si es realmente lo que quiero.
  • Ser siempre optimista, positivo, para lo que se quiere, pensar siempre en que todo se logrará. 
  • Insistir, persistir, resistir y no desistir son puntos vitales, para lograr lo que se propone.

Cuando una situación se torne difícil, es cuando más hay que seguir adelante. no desistir en la lucha por llegar al lugar propuesto, y sobre todo, nunca culpar a nadie por nuestros fracasos.

Relájese y disfrute con lo que haga en este preciso instante, porque la vida es muy corta para no pasarla bien”.

Los expertos también recomiendan para lograr lo que me propongo, hacer un repaso de lo que ha sido nuestra vida y recordar los momentos en que tomamos una determinación y preguntarnos qué hicimos para lograrlo o no. 

Imagen de StartupStockPhotos en Pixabay