Los libros usados y la tecnología

Sin dejar atrás, estos avances tecnológicos y teniéndolos en cuenta para nuestro futuro, debemos complementar, estas investigaciones con la lecturas físicas, sobre todo en aquellos lugares en donde por su situación económica o la misma ubicación geográfica aun es imposible incentivar una tecnología de moda…

151

Con la llegada de la tecnología, y de pronto la utilización errada de ella, se han presentado diferentes maneras y hasta equivocadas de utilizar estos medio de comunicación. 

La tecnología, bien utilizada nos facilita tiempo y dinero para muchas de las actividades rutinarias que tenemos; con este buen uso, es posible que tengamos más oportunidades para compartir con nuestros seres queridos, dedicarle un buen tiempo a nuestros hijos y a la familia en general, y hasta tener un buen tiempo libre.

Pero… cuando menos pensamos, nos encontramos inmersos en un mundo al que llamamos tecnología a la moda. No, nos damos cuenta ni siquiera, qué está sucediendo en nuestro entorno, ni sabemos nada de una sociedad real, somos seres individuales en una sociedad ausente. El camino escogido es el que nos lleva a caer en lo profundo sin posibilidad de salir a la superficie. 

Una de las opciones, para sacar provecho de esta tecnología es incentivar la lectura por ejemplo; una buena investigación, se torna bastante productiva para nuestros proyectos. 

Sin dejar atrás, estos avances tecnológicos y teniéndolos en cuenta para nuestro futuro, debemos complementar, estas investigaciones con la lecturas físicas, sobre todo en aquellos lugares en donde por su situación económica o la misma ubicación geográfica aun es imposible incentivar una tecnología de moda. 

La lectura, es uno de los principales conectores en nuestra sociedad, para adquirir una alta cultura, aunque con el avance de la tecnología, muchas personas, desechan sus libros de literatura, cuentos y otros.

Es bonito saber que hoy, encontramos personas que todavía se interesan por la lectura, como el señor José Alberto Sandoval, un recolector de basuras que creció, bajo las sublimes lecturas de aquellos cuentos que su madre le leía y que un día serían la alegría de otros niños, jóvenes y  adultos.

Es un ejemplo para muchos de nosotros, que a pesar de que en nuestra niñez y juventud, tal vez aun sin tecnología adquirimos conocimientos con muchos libros. Textos que al día de hoy estamos en la obligación de llevarlos a los rincones más olvidados de nuestro país, para que estas personas adquieran el conocimiento que un día tuvimos nosotros, siguiendo el ejemplo de don José, y ayudar a los niños y jóvenes de hoy, para que se sumerjan en el mundo de la lectura y así evitar que entren en el mundo de las drogas.  Como también la formación de bibliotecas, para estos niños que serán nuestros gobernantes en un futuro. Claro está que con todos los compromisos que lleva el cuidado de estos libros.

Fuente: eltiempo.comwww.bne.es
Imagenes: pixaba_Mysticsartdesignpixabay_xxolaxx