“El destino esta tejido, pero uno lo puede cambiar”