Aún recuerdo las palabras que me motivaron después que me magnetizaron por primera vez… “Esto es para ayudarle a la gente”. Así practiqué y curé muchas personas.