Museo Nacional Real del Cine de Turín-Italia

“El turno es para un Museo, que reactivó su metabolismo con el pasar del tiempo, algunas veces interrumpió, otras reanudó, luego transformó, sustituyendo su fachada hasta llegar a circunstancias liadas”…

Instituida esta compleja obra en (1958)-fundada por María Adriana Prolo; Es uno de los Museos más importantes del mundo, por la riqueza del patrimonio y la multiplicidad de sus actividades, tanto de orden investigativo como divulgativo. Su expectativa inicial paralela, con la singularidad que proyecta su objetivo (dos en uno), es decir, mientras el externo ciñe una función, en este caso es una infraestructura magnífica, reconocida como “la Mole Antonelliana” símbolo de Turín; relativo a edificación monumental de la Ciudad, situado en el centro histórico y también denominado símbolo de Italia. De estilo neoclásico, neogótico, ecléctico, usado como Museo al interno, con una altura de 167.50mt, dotado de  ascensor que transporta al visitante hacia la parte más alta del edificio,  a disfrutar de la vista panorámica de la Ciudad de Turín. La estructura es diseñada, en un modo de poder ser apreciado el interno a través del ascensor, que traslada los visitantes hacia el punto final en alto, porque la cabina es delineada en vidrio de gran espesor.     

Mole Antonelliana Torino.JPG

El Museo del cine es desarrollado arquitectónicamente a espiral o hélice, que paso por paso portara al visitante, a través de los diferentes niveles de exposición hacia el alto, abriendo el camino hacia una escenografía de excelente calidad. La extraordinaria colección, comportará al espectador transcurrir un momento de discernimiento sobre la historia del Cine, desde su origen hasta el momento actual. Dentro del marco de proyección estudiada meticulosamente, el predominio de juego de luces de singular carisma e impecable gusto, el concurrente vivirá una experiencia insuperable. 

El primer intento de constituir un Museo Italiano, resale en (1941), cuando María Adriana Prolo (1901-1991) de origen Piamontés, estudiosa de historia y Cine, inició a trabajar por el desarrollo de la portentosa idea. Poco a poco los aportes financieros, apoyos periodísticos y artísticos hicieron que la idea se forjara y diera  su fulcro.

Terminada la segunda guerra mundial de (1946), se organizó en la capital-Turín la primera muestra retrospectiva en” La Galería Subterránea” (1950-1951). Sin embargo el museo aún no lograba tener una sede permanente. 

La idea inicial de establecer el Museo, al interno de la Mole Antonelliana, se esfumó en (1953), debido  al tornado que dañaría gravemente el edificio. En tanto fue nombrada María Adriana Prolo presidenta y directora de vida, del Museo del Cine en (1956). Entre (1956-1975) acontecieron diferentes eventos; como muestras de caricaturas en el cine,  de fotografías y estereofotografía, reseñas de Cine mudo e igualmente el XXXI congreso de la FIAF (Federación internacional de archivos de film). En 1983) se clausuró el Museo del cine por razones de seguridad al público. En (1995) en ocasión del centenario del nacimiento del Cine, transfirieron todo el complejo en la sede de la Mole Antonelliana. En el (2000) dio paso a la verdadera y propia apertura e inauguración de la actual sede, con una nueva y sugestiva renovación del Museo Nacional Real del Cine de Turín.     “Esta compleja idea, sin duda de este precioso Museo del Cine, introdujo grandes expectativas y curiosidad que actualmente, continúan dando múltiples, interrogaciones en el espectador, a raíz de esta ingeniosa idea. Revitalizando un espacio listo a acoger con excelente aceptación del público, la marcada tradición de la Ciudad de Turín a desembarcar  y nuevamente repartir con ideas frescas y rutilantes emocionales y visuales de excelente calidad que conforman parte integral de esta cultura” 

File:Museo nazionale del Cinema (Turin).jpg

 

Autor: María Enid Fuentes 
Fuentes: it.wikipedia.orgit.wikipedia.org
Imágenes: upload.wikimedia.orgcommons.wikimedia.org-Cabiria-Turincommons.wikimedia.org-Antonelliana-Torino