Reflexiones – 1

391

Para nadie es un secreto, gracias al libro “El Código Da Vinci” que Jesús tuvo que sobrevivir a la crucifixión, eso, si pensamos que luego de su aparente muerte, se les apareció a Maria Magdalena, su esposa, y luego a los discípulos una vez para convencer a uno de sus pupilos que estaba vivo, y en otra ocasión comió pescado a las orillas del mar en compañía de su grupo escogido.

LA RESURRECCIÓN FUE EL REAPARECIMIENTO DE JESúS, MáS NO EL ACTO DE VOLVER A VIVIR, PORQUE EN VERDAD NUNCA ESTaba MUERTO.

El Maestro estuvo, en un profundo trance, alguna teoría dice que al pedir Jesús que le dieran agua, era una señal para los que le estaban ayudando y a cambio de ello le dieran “vinagre’ que en realidad era una pócima secreta para ayudarlo a entrar en un estado cataléptico, o trance y así el pudiera darse por muerto y sus enemigos lo dejaran en paz. Según el libro “El Enigma Sagrado”.

Nicodemus tuvo mucho que ver en la supervivencia de Jesús y en su trance en el calvario puesto que el lugar donde está se llevo a cabo, fue en su propia finca, y los que contemplaron el hecho estaban alejados. Fue José de Arimetea y Nicodemus quienes bajaron de la cruz al Maestro, el mismo día en que fue crucificado.

Puesto que había muerto sorpresivamente, esto por que los crucificados no morían el mismo día sino que resistían aproximadamente una semana en el martirio y al final tenían que partir los huesos de sus piernas para que así el cuerpo del martirizado se descolgara y el crucificado muriera por asfixia.

En el caso de Jesús esto no fue así, murió el mismo día de ser crucificado y por esta razón Pilatos se extraño tanto cuando fueron a contarle el deceso del “Rey de los Judíos”. Es un hecho que en la crucifixión del Maestro hubo cosas que no fueron normales, pues estaba siendo ayudado por la influencia de sus amigos los cuales alguno de ellos tenían gran influencia a todos los niveles e incluso el económico.

Si a Jesús lo hubieran maltratado de la manera que muestran en la película “La Pasión” Por supuesto que no habría sobrevivido sino que hubiera sido muerto a golpes y no hubiera habido necesidad de crucificarlo. Tuvo que haber ayuda de alguna índole para que no lo golpearan al menos tan brutalmente que lo hubieran asesinado a golpes.

Consultar los Libros: " El Enigma Sagrado" y "El Legado Mesianico" por: Michael Baigent.

Rosur