Seres de Luz

397

Seres maravillosos de luz

¿qué me mostráis?

 ¿qué viene tan terrible a la tierra?

He visto como las vanidades de los humanos quedan sepultadas en el mar, como los gigantes ciclones arrastran las aguas y todo lo cubren, aún lo absurdo hecho por el hombre, todos sus caprichos, sus vanidades, sus arrogancias y errores. Se vanagloria el error del hombre que cree alcanzarlo todo desechando su principal esencia cual es su propio espíritu, ¿qué es la materia si no es más que un simple trapo, un simple símbolo, si no lo anima la fuerza divina?

Lo uno no puede ir desligado de lo otro, son dos cosas: Materia, conciencia y espíritu, y el espíritu es el cemento que pega a los dos.

¡Seres maravillosos de luz!

¡Competíamos antes por venir a la tierra! ¡era tan bella! Aún más de lo que tus ojos contemplan.

Allí hacíamos cosas maravillosas, pero después todo fue horror y desolación, hechos por el hombre.

Nos deleitábamos en su belleza, mi cuerpo de luz, etéreo es cuajado de estrellas es mi esencia luz azul como los mares, de color sublime cranifero.

Puedo volar sobre todas las cosas, el terciopelo negro diamantífero me sirve de marco en mis vuelos !Disfrutábamos tanto viniendo a la tierra, era nuestra fiesta anhelada¡ Mas ahora todo es desolación.

El ser que en ella mora ha perdido su norte, sus caprichos y vanidades han hecho todo funesto. ¡Mas sin embargo hay una luz de esperanza! volveremos a ella y la adornaremos, somos los hermanos mayores que llamáis:

¡Como disfrutábamos viniendo a la tierra! ¡Competíamos por estar en ella!”

Rosur