En nuestra idiosincrasia colombiana hemos utilizado la cerveza como sazonador de carnes para el típico asado, tomamos cerveza para celebrar, para despecharnos por algún desamor, hemos utilizado la cerveza hasta como remedio casero, tomada en ayunas caliente “disque” para sacar los “bichos” y así sucesivamente, siempre tendremos una excusa para tomarnos una fría, una chela, una pola, una cervecita, una agria, etc.

No podemos negar que esta bebida ha traspasado décadas en los diferentes estratos sociales de nuestro país y se ha convertido en una de las economías más fuertes que existen por estos días… ¿será que nuestros gobernantes utilizan esa vieja estrategia Romana? “Dale entretención y bebida al pueblo”. Pero sumergiéndonos en el tema de la cerveza digamos que esta se puede elaborar partiendo de cualquier grano realizando un proceso de fermentación para liberar ciertos azucares y estabilizar el almidón, en dicho proceso se hornea la Malta el cual le dará ese color típico de la cerveza.

Un aspecto muy importante que debemos tener en cuenta al momento de consumir cualquier bebida y en este caso la cerveza debemos tener un factor muy importante y es su calidad, la calidad de la cerveza radica en el proceso de malteo y en los calidad de sus cereales sin embargo alguna de estas bebidas contienen ingredientes que en algunos casos y para dar un sabor más fresco y diferente terminan siendo nocivos como el Jarabe de maíz OMG (organismo genéticamente modificado) o conocido también como Maíz OMG, también podemos encontrar otros ingredientes igual o más dañinos para nuestro organismo como propilenglicol, glutamato mono sódico, colorantes, tintes a base de insectos, carragenina, bisfenol A, entre otros.

Cabe anotar que aquellas cervezas más costosas que se encuentran en el mercado no siempre son las de mejor calidad, algunas contienen amoníaco el cual es cancerígeno, y otras contienen OMG (maíz genéticamente modificado). 

Por esto es muy importante saber el lugar donde compras la cerveza y más importante aún saber su composición que por regla siempre la debemos encontrar en las etiquetas impresas en la lata o botella.

  • Pero en general ¿tomar cerveza ayuda a mi organismo?

Una cerveza de 500ml contiene aproximadamente 19,7 gramos de alcohol para el caso de los hombres es una cantidad razonable para que el organismo la tolere y la pueda metabolizar rápidamente y para el caso de las mujeres con una cerveza de 400ml con esta cantidad es manejable para su organismo, siempre y cuando hombres y mujeres tengan una dieta y sepan tomarla moderadamente. Teniendo el valor nutricional de cada cerveza sabemos lo que nos puede aportar siempre y cuando NO excedamos los límites permitidos para nuestro cuerpo.

  • ¿Tomar más de una cerveza al día hace daño?

“Todo en exceso es malo” aquella persona que toma un promedio de dos o más cervezas al día al final de la tarde o noche siempre querrá una más y otra más, por eso insistimos que el exceso de alcohol en el organismo es muy nocivo para la salud, aunque no lo creas tomar mesuradamente cerveza puede incrementar tu peso, por este motivo hacemos énfasis en la dieta que debemos llevar si queremos tomarnos unas cuantas cervecitas cada fin de semana.

  • ¿Con cuales enfermedades no se debe tomar cerveza?

No se recomienda consumir cerveza con enfermedades que estén ligadas al hígado, o cuando se está tomando fármacos psicoactivos, tampoco cuando hay enfermedades relacionadas con el páncreas, no se aconseja tomar licor cuando hay problemas de triglicéridos altos, también vale la pena resaltar que las mujeres cuando están en embarazo o en periodo de lactancia tampoco deben consumir alcohol y mucho menos cuando se va a conducir.

Aquí algunos beneficios de tomar “una” cerveza de 12 onzas al día

  • Huesos más solidos
  • Riñones con mejor funcionamiento
  • Aumento de vitamina B12
  • Reduce los accidentes cardiovasculares
  • Presión arterial mas baja

Autor: Luis Hernán Fernández

Facebook: Luis Hernan Fernandez

Imagen de jacqueline macou en Pixabay