Temperamento y personalidad (parte 2)

En el artículo temperamento y personalidad (parte 1), compartí con ustedes los  cuatro temperamentos, que fortalecen la personalidad de cada uno de nosotros explicando el temperamento sanguíneo y melancólico.

42

En esta segunda parte hablaré de los otros dos tipos de temperamentos.

EL COLÉRICO El temperamento del Colérico es

  • Extrovertido, dinámico y optimista (común al sanguíneo)
  • Vigoroso, determinado y dedicado con el objetivo de hacer las cosas a su manera, ahora!
  • Sueña con lo imposible, aspira a alcanzar la más lejana estrella
  • Cumple sus compromisos
  • Deja conocer siempre su punto de vista, sabe de todo
  • Palabras que los tipifican: rápidamente, control, autoconfianza, mandar
  • Niños: Obstinados con su hacer, toman decisiones que afectan a otros, se encargan de las situaciones
  • Necesita de manera compulsiva cambiar todo
  • Es interesado y seguro ante las situaciones
  • De voluntad fuerte y decisiva
  • Soluciona problemas y ahorra tiempo
  • Puede parecer muy mandón
  • Sabe dirigir todo
  • Es orientado hacia metas
  • Experto en rápida y práctica organización
  • Delega trabajo
  • Los retos, las oposiciones lo estimulan
  • Generalmente tiene la razón, opina y juzga las situaciones
  • Sobresale en momentos de emergencia

FLEMÁTICO (El mediador neutral): El temperamento Flemático es:

  • Introvertido y pesimista
  • Tranquilo, adaptable, sereno, dueño de sí mismo
  • Fáciles para convivir, desea evitar controversia y enfrentamientos a toda costa
  • Constante, moderado y paciente
  • Agradable, provee estabilidad y equilibrio a las emociones de los demás
  • Parece que nada la intranquiliza, se mantiene sereno en cualquier situación
  • No se deja llevar por los excesos y extremos de la vida, se mantiene neutral
  • Tiende a esperar que le pidan manejar las cosas, no se ofrece voluntariamente
  • Muy diplomático
  • Toma las cosas con calma y por etapas
  • Está felizmente en paz con la vida, se resigna fácilmente a las vicisitudes
  • Tiene capacidades administrativas
  • Don de gente, fácil de tratar, tiene muchos amigos
  • Niños: Rara vez causan molestias
  • Tiene el arte de escuchar


Mientras el sanguíneo habla, el colérico hace, el flemático observa, el melancólico piensa, crea e inventa.

  • Los aspectos positivos llevados a un extremo llegan a ser debilidades.

Sanguíneo:  Monopoliza conversaciones, interrumpe a otros, egocéntrico

Melancólico:  Deprimido

Colérico:  Mandón, autoritario, manipulativo

Flemático:  Perezoso, indiferente e indeciso

Los temperamentos opuestos se atraen entre sí.

Las siguientes son algunas sugerencias para ser mejor desde mi personalidad.

Sanguíneo

  • Habla la mitad de lo que hablabas antes.
  • Atienda los síntomas de aburrimiento en tu interlocutor
  • Condense sus comentarios ¨vaya al grano¨
  • Deje de exagerar
  • Sea sensible a los intereses de otras personas
  • Aprenda a escuchar
  • Ponga atención a los nombres de las personas
  • Anote para disciplinar la memoria
  • Coloque las necesidades de otros primero
  • No piense que debe decir algo tan pronto se presente un silencio en la conversación

Melancólico

  • Dese cuenta que a nadie le agrada la persona melancólica, deprimida
  • No busque problemas, no tome cada cosa muy personalmente
  • Deje de leer en cada comentario informal un profundo y escondido significado
  • Mantenga pensamientos positivos, rechace los pensamientos negativos inmediatamente aparezcan
  • No se sienta herido fácilmente
  • Busque el lado positivo de las situaciones
  • Deje de imaginar críticas que nunca han sido hechas
  • Busque los mejores rasgos en cada persona
  • Busque y supere las causas de sus inseguridades
  • Esté alerta para descubrir la evidencia de una ¨falsa humildad¨
  • Escoja las ¨cosas correctas¨ antes de comenzar un proyecto para llevarlos a cabo rápidamente
  • Nos gaste mucho tiempo planeando
  • Baje sus estándares
  • Esté agradecido de entender su temperamento

Colérico

  • Aprenda a relajarse
  • Deje de presionar a los demás
  • Planee actividades de esparcimiento
  • Obedezca al liderazgo de otros
  • No desprecie a las personas que le parecen torpes, tolere las debilidades de otros
  • Deje de manipular
  • Tenga paciencia y más paciencia
  • Guarde su consejo hasta que se lo pidan
  • Baje el tono a medida que se acerque a los demás, ponga atención a sus sentimientos
  • Deje de argumentar y causar problemas
  • Deje que otro también tenga la razón
  • Admita cuando esté equivocado
  • Aprenda a disculparse
  • Sea flexible ante la posición de otros

Flemático

  • Trate de entusiasmarse
  • Experimente algo nuevo
  • Aprenda a aceptar responsabilidades para su vida
  • No deje para mañana lo que puede hacer hoy
  • Aprenda a comunicar sus sentimientos
  • Practique tomando decisiones
  • Aprenda a decir no

Todos los temperamentos pueden ser mejores:

Admitiendo sus debilidades, evaluando sus fortalezas, sus debilidades, haciendo un plan personal para acentuar sus fortalezas y superar sus debilidades, buscando la opinión de otros, pidiendo ayuda a sus familiares, animando a los demás para que lo retroalimenten con honestidad

Si entendemos cada temperamento:

  • Aceptarnos a nosotros mismos y aceptar a otros de una manera realista
  • Anticiparnos a los problemas y manejarlos mejor
  • Anticipar las reacciones de las personas ante diferentes situaciones
  • Ver las diferencias de otros de una manera positiva sin tratar de que sean como nosotros

Para relacionarnos mejor con otros temperamentos se debe:

Sanguíneos

  • Reconozca las dificultades que tienen para llevar a cabo sus proyectos
  • Dele instrucciones claras
  • Use la palabra urgente siempre que sea necesario
  • Dese cuenta que les gusta la variedad y la flexibilidad
  • Ayúdenos a no sobre-comprometerse
  • No espere que recuerden citas o lleguen a tiempo
  • Felicitelos por todos los logros
  • Recuerde que son personas que se dejan llevar por las circunstancias
  • Tráigales regalos, les gustan los juguetes nuevos
  • Reconozca que tienen buenas intenciones

Coléricos

  • Reconozca que son líderes natos
  • Insista en la intercomunicación
  • Reconozca que no es la intención de ellos herir a los demás
  • Ayúdelos a aceptar sus responsabilidades, definiéndose y poniéndose de acuerdo
  • Comprenda que ellos no son compasivos

Melancólicos

  • Reconozca que son muy sensibles y que se ofenden fácilmente
  • Cuide las palabras que usa y su volumen de voz
  • Pida disculpas sinceras y explique sus intenciones si ve asomar una tormenta
  • Reconozca que están programados con una actitud pesimista
  • Aprenda a lidiar con la depresión
  • Felicitelos sinceramente y demuéstrales amor
  • Acepte el hecho de que les gusta una vida quieta
  • Trate de ceñirse a un programa razonable
  • Ayúdalos para que no se conviertan en esclavos de la familia

Flemáticos

  • Dese cuenta que ellos necesitan una motivación directa
  • Ayúdelos a poner metas y ofréceles recompensa
  • No espere entusiasmo
  • Oblígalos a que tomen decisiones
  • No eche toda la culpa sobre ellos
  • Anímalos para que tomen responsabilidades

Para concluir se dice que: Dios nos hizo a cada uno diferente, para que podamos llevar a cabo nuestro propio yo. A unos nos creó para mover, administrar, cumplir, como el colérico. Algunos nos creó para meditar, sentir, escribir, como el melancólico. Creó algunos para servir suavizar, calmar, como el flemático. Él hizo algunos para hablar, enseñar. Animar, como el sanguíneo… 


Necesitamos de cada temperamento para que el cuerpo funcione armoniosamente

Al iniciar este artículo en la parte 1, nos preguntamos si sabemos cuál es nuestro temperamento, inicialmente sin tener conocimiento de todo lo que puede hacer una persona con su forma de ser (temperamento)  ni idea de cuál es nuestro temperamento, pero al hacer un análisis detallado de nuestro comportamiento desde el mismo momento del nacimiento vamos conociendo nuestra forma de ser y la de los demás y entendemos porque a los coléricos les gusta dirigir y que se demuestran a sí mismos que pueden lograr las metas que se proponen. Que los de temperamento sanguíneo son entusiastas tienen visión de grandeza y quiere mejorar, pero parece que nunca tuviera tiempo para ello. Que el melancólico tiene  muchos rasgos flemáticos, que el flemático si ve algunos pocos pasos fáciles que le pueden ser útiles. Se aprende a pensar que cada ser humano es único y como único debe actuar.

Fuente:
Slideshare_Izebelonof
Florence Littauer, Enriquezca su personalidad, Editorial unilit, 1983
Imagen:
Pixabay_Geralt