¿Usted también comete estos errores?

Si es de los que en el receso de su trabajo compra galletas, paquetes de papa, gaseosas o cualquier tipo de golosina…

401

Los gastos “hormiga” son el  principal motivo para tener unas finanzas poco saludables. Son innecesarios y pueden salir más costosos de lo que se imagina. Son llamados así porque son tan pequeños, que a diario pueden pasar desapercibidos. Se estima que este gasto es de un 40 % de sus ingresos.

Por eso, usted deja de destinar ese dinero a gastos, que si son necesarios, como el pago de sus deudas, el entretenimiento o el ahorro, que son algunos de los pilares fundamentales para una buena salud financiera.

Identifique sus gastos “hormiga” y mejore sus finanzas personales.

Si es de los que en el receso de su trabajo compra galletas, paquetes de papa, gaseosas o cualquier tipo de golosina; o tiene la costumbre de hacer pequeñas recargas diarias a su celular, tenga en cuenta que estos son algunos de sus gastos “hormiga”, los cuales son una pesada carga para sus finanzas personales.

¿Cuáles son estos productos en los que más gastamos?

Los cigarrillos: una persona que compra tres cajetillas a la semana, gasta al año aproximadamente, 300  Dólares.

El celular: se cree que el celular no hace parte de este tipo de gastos, pero si no se tiene una planeación de su uso y se exagera en recargas, este gasto puede convertirse en una gran obligación económica. Si abusa de los minutos y datos y gasta en promedio 40 Dólares al mes en este ítem, podría estar gastando casi unos, 500 Dólares en el año.

Las comidas fuera: muchas veces el consumir en restaurantes es un hábito difícil de eliminar, pero al revisar sus finanzas es posible que considere reducir este gasto. Llevar comida preparada en casa, puede disminuir el gasto anual en más de 1000 Dólares.

Las gaseosas y botellas de agua: tener una sola botella de agua y rellenarla cada vez que sea necesario, no sólo le ayudará a ahorrar sino también a tener una vida más saludable.

– Comisiones de tarjetas de crédito. Son diversas. Por no realizar tu pago a tiempo, reposición de tarjeta en caso de robo o extravío, por disposiciones de efectivo de la tarjeta.

– Aparatos que usan pilas.  Las de níquel o cadmio y  desechables. Utiliza baterías recargables, pues son más duraderas.

Aquí unos concejos para desarrollar el hábito del ahorro.

Sucede que cada vez que cambia un billete de gran denominación, el cambio se vuelven plata de bolsillo, que siempre va a gastar. Por eso se recomienda, pagar con dinero plástico (tarjetas), y así evitar tentaciones o impulsos. Si es inevitable que tenga que llevar dinero en sus bolsillos, trate de destinarlo al final del día, para el ahorro. Para esto sería bueno que se comprara una alcancía para que allí deposite las monedas que le sobran.

En vez de gastar las monedas, ahórrelas; verá cuánto pudo haber gastado en lo que no necesitaba.

Otra forma de combatir los gastos ‘hormiga’

Detectar la cantidad de recursos que se van en gastos “hormiga”. Se debe anotar en una bitácora las compras que hace diariamente y así determinar cuáles pueden ser recortadas o eliminadas de su vida. Y a la vez podrá establecer el monto gastado, a la semana, al mes y al año, y se dará cuenta de la cantidad de dinero que podría ahorrarse con tan solo hacer algunos cambios en sus hábitos de consumo.

Existen aplicaciones gratuitas para su celular que pueden hacer esta tarea mucho más sencilla.

Al utilizar su celular, su mejor opción podría ser un plan de datos. Busque uno que se adapte a sus necesidades y hábitos.

Dentro de su mercado, incluya lo necesario para llevar el almuerzo y refrigerios al trabajo.

Eliminar o disminuir el consumo de cigarrillo, comida chatarra, gaseosas y café, esto le hará ahorrar dinero, y le permitirá adquirir hábitos más saludables.

Póngase una meta que lo motive a ahorrar y decida que la cumplirá con lo que logré ahorrar de sus gastos hormiga. Conforme vea los resultados le será más fácil controlar estas fugas de dinero.

No es nada malo, darse estos gustos de vez en cuando, el problema es que cuando el gasto equivale a una parte importante y constante del ingreso, se sacrifica el dinero de las necesidades básicas o del ahorro. Lo más importante es conocer nuestro presupuesto y controlarlo de forma adecuada.

Imágenes: pixabay.com, pixabay.com