Pensamientos Rosur – # 136 —

0
27

«

Un lugar sorprendente y enigmático es la tierra del Canal, donde se dice que quedan las Bocas del Toro. Allí, celebré las cincuenta y tres vueltas que di al Sol, danzando con nuestra Madre Tierra.

Caminábamos de la mano, con mi compañera de existencia y una ola puso a mis pies una piedra, ovalada como un OVNI, blanca como un pedernal y porosa como el coral.

¡Regalo sublime. Lo recogí con delicadeza, lo tome como un regalo de la Diosa del Océano. Pero sé, que ese día la deidad fue persuadida en su oído por seres de las estrellas!

»

— Rosur.