Pensamientos Rosur – # 137 —

0
20

«

Contemplando el océano ante mis ojos, sentí su grandeza y magnificencia, y vi que somos un planeta acuático por excelencia, ya que en él, este elemento predomina en su mayor proporción.

Ante tanta majestad y plenitud, vino a mi mente, la posibilidad tal vez efímera, tal vez utópica: de encontrar una moneda en semejante universo marino. Me reí de mí mismo, de mis ocurrencias, me dejé llevar por las olas, y quise que golpearan suavemente mi cuerpo, yacente en la playa, cuyo líquido entremezclado de arena se retiraba en mis manos abiertas.

¡Y cuál sería mi sorpresa, cuando ante mis ojos apareció una pequeña moneda, bordada  con corales de mensajes secretos, y me di cuenta que, lo que  concebimos como imposible, para la Madre Naturaleza es un simple accionar. Por tal motivo, aquel artefacto, para recordármelo siempre, hoy pende en mi pecho!

»

— Rosur.