Pensamientos Rosur – # 247 —

0
297

«

Madurar espiritualmente, es aceptar la realidad tal y como es, sin caer en la ilusión que nos envuelven los medios, inventados por el ser humano, como aquella bruma mágica que nos hechiza y nos seduce, haciéndonos olvidar; quienes realmente somos.

Es abrazar la verdad de nuestro universo,  adentrarnos en ese equivalente de él, en el nuestro. Como también es llamar las cosas por su nombre, aunque a veces duela. Aceptar nuestra posición y desde allí, cuando hayamos despertado, levantarnos en el vuelo de la conciencia, hacia lo eterno.

»

— Rosur.