Pensamientos Rosur – # 272 —

0
45

«

Cómo una esfera de fuego incandescente, así vi a la Madre Luna. Vestida en su traje de noche, rojo carmesí.

Era hermosa, en su pedestal en el cenit del cielo, encumbrada sobre las edificaciones de los habitantes de la ciudad que perplejos miraban hacia ella, la Reina de la Noche.

Fueron los Maestros de Luz, quienes encontraron en ella una esfera oquedada de titanio, en la cual aprovecharon dicho espacio, para formar una base alienígena de seres intergalácticos de razas diversas, inimaginadas ¡Vigilándonos desde el vasto cielo como un ojo gigantesco!

»

— Rosur.