Pensamientos Rosur – # 09

0
71

Cruz de carne y hueso, eso es lo que es tu cuerpo, cuando de pie, extiendes tus brazos a lado y lado como queriendo abarcar el mundo en tu pecho. Una cruz, que guarda en su centro un relicario de luz que lleva la fuerza de once mil estrellas, esa es tu esencia divina, tu espíritu que viene de generación en generación, de vida en vida, cambiando de cuerpo como un vestido, para engalanar la existencia de una nueva fiesta de vida.
Cruz que representas con tu sola presencia, que no se haya en tu frente, sino en todo tu ser, estando ella en ti, y tu en ella. Como una simbiosis eterna y espiritual.