Los riesgos laborales en la danza profesional

En la labor de la danza como en cualquier otra profesión de esfuerzo físico, los bailarines se exponen a riesgos laborales que en Colombia no son tratados adecuadamente.

0
128

Con respecto a los riesgos laborales que pueden enfrentar los bailarines profesionales en Colombia se tiene muy poca información, es en principio una de las conclusiones a la que llega el trabajo de investigación Prevalencia y perfil de las lesiones musculoesqueléticas en bailarines de Bogotá y posibles factores de riesgo asociados de Diana Carolina Camacho Serna.

En la investigación se realizó una muestra a través de un cuestionario estructurado a 405 bailarines y se encontró que el 64,2% presentaban lesión en los últimos 12 meses. Otros resultados de la muestra: 

  • El ballet es la danza que presenta un mayor porcentaje de prevalencia en lesiones con un 75%.
  • El grupo de folclore, afro y danzas tradicionales tiene más posibilidades de presentar lesiones (OR ajustado 2,1 IC95% 1,11-3,85).
  • El número de horas de práctica a la semana entre 20 y 25 de folclore, afro y danzas tradicionales podría constituir un posible factor protector (OR ajustado 0,32 IC95% 0,12-0,85).
  • La rodilla es el segmento corporal más afectado (25,9%).
  • Con respecto a la rodilla el sobreuso fue el mecanismo de lesión más frecuente (70%).
  • Tan solo el 37,5% de los bailarines ha tenido un proceso de rehabilitación adecuado y el 72% en la actualidad aún presenta síntomas relacionados. 

El entrenamiento de un bailarín profesional es tan intenso como el de un atleta de élite, pero los bailarines, por lo menos en Bogotá según la investigación, no reciben la atención adecuada en cuanto a prevención y tratamiento de las lesiones.

Las lesiones en un bailarín traen consigo, aparte de consecuencias en su salud, impactos en sus ingresos económicos, afectación emocional y vida profesional. Además de que si no son tratados a tiempo puede llevarlos al retiro de su profesión y en el peor de los casos a la discapacidad.

.

Se le preguntó a los bailarines profesionales Yehison Rodríguez y Ana María Benavides cual es su opinión acerca del sistema de salud para ellos en Bogotá y estas fueron sus respuestas:

Yehison Rodríguez:  Es algo que aún no se ha entendido, pues nuestros pagos son muy altos para los ingresos que se tienen, las urgencias no son entendidas desde la profesión y por ello no nos dan prioridad, es decir algo que es tan importante como las extremidades inferiores cuando se va por un accidente y no hay sangre, te mandan a cita prioritaria pues no es una urgencia, siendo que a veces en un porcentaje muy alto se debe tratar inmediatamente, o si se va por una dolencia de algún movimiento contra natura ya que esa es nuestra necesidad física, la recomendación médica es que no lo vuelva hacer.

 ¿Qué tan costoso puede ser el tratar una lesión?

Es muy costoso, la mayoría de las veces hay que pagar terapias de recuperación y exámenes por privado, además de consultar acupunturistas, trabajos de fortalecimiento, alimentación especial, entre otros.

-Ana María Benavides: El sistema de salud para bailarines realmente no existe, es la EPS normal, no hay manera fácil para tener acceso rápidamente a un especialista, en mi experiencia lo he pagado particular, y en alguna oportunidad el seguro de la universidad tenía convenio con un centro de fisioterapia que en su momento aproveché.

A pesar de que el Ministerio de Cultura generó el Plan Nacional de Danza 2010 – 2020 en donde se propone el abordar el cuerpo en la contemporaneidad, según la investigación de Diana Camacho, Mincultura no realiza un abordaje con respecto a la salud de los bailarines.

Desde la Gerencia de Danza del Instituto Distrital de las Artes – IDARTES en Bogotá ya se está teniendo en cuenta el generar espacios de concientización corporal y problemáticas de salud de bailarines y maestros de danza, en su Dimensión de Formación y cualificación en Danza contempla un Programa de Danza y Salud. 

Esta es una iniciativa que se debe seguir incrementando en una ciudad en la que según lo menciona Diana Camacho en su investigación, es la ciudad en la que se encuentra el mayor número de grupos de danzas en el país.

En Estados Unidos se tuvo en cuenta la salud de los bailarines a partir de los años ochenta cuando surgió una de las primeras iniciativas con respecto al tema por parte del American Dance Festival (ADF) que incluía cursos de medicina de la danza para bailarines. Cuando este Festival se muda a la Universidad de Duke los médicos se integran a esta iniciativa.

En 1990 se fundó la Asociación Internacional de Medicina y Ciencia de la Danza IADMS siglas en inglés de International Association for Dance Medicine & Science que la integra un grupo internacional de practicantes de la medicina de la danza, educadores de la danza, científicos de la danza y bailarines. La membresía de IADMS comenzó con 48 miembros en 1991 y ha crecido a más de 900 miembros en 35 países a partir de 2016. 
Las personas que se interesan en el tema acuden a la página de IADMS  y se enteran de las últimas investigaciones con respecto a la salud de los bailarines, asisten a conferencias, es una buena opción para estar al tanto de la medicina en la danza y de noticias relacionadas.

IADMS Dancing for Health Film

Autor: Vilma Guzmán 
Fuentes: guiatramitesyservicios.bogota.gov.coiadms.orgrepositorio.unal.edu.coscielo.isciii.esrepository.unimilitar.edu.comedes.comguiatramitesyservicios.bogota.gov.corepositorio.unal.edu.coen.wikipedia.orgtranslate.google.comtopdoctors.com.conicklauschildrens.org 
Videos: Youtube - Emily Jenkins 
Imágenes: Google-fotos