Pensamientos Rosur – # 029 —

0
54

Cuando cae la tarde, el astro rey se oculta, y sus últimos rayos, besan a la Madre Tierra, resplandores infinitos se esconden en un juego de luz y sombra, y la magia de intenso fulgor se va transformando, en un reino azul donde la oscuridad se ve adornada por piedras preciosas, titilantes en el infinito cielo. Así, se apacigüa nuestro viaje en este maravilloso universo, cuando pasamos a otra dimensión invisible para los que todavía siguen el peregrinar y el aprendizaje por la travesía de la vida. 

Pero al otro día, el gran disco de fuego, fulgurante esfera de poder ígneo, vuelve a aparecer victorioso, levitando en el horizonte, inquietante y con fulguras belleza, en un esplendor aún más poderoso. Hiere la oscuridad y la convierte en colores fulgentes y en un movimiento imperceptible, la acción y la vida reinan.

Los primeros rayos descubren el velo de su virgen reina, hasta sus más íntimos secretos, y le hace resaltar su belleza. Así nacemos, y volvemos a renacer una y otra vez en el horizonte de la vida, igual que ese astro impetuoso, así: nuestra alma  vestida, vuelve a darle significado a lo creado, y la esperanza renace en nuestra nueva y eterna existencia.

Rosur.