Pensamientos Rosur – # 235 —

0
294

«

Te regalo la tarde que contemplan mis ojos. Te obsequio el aroma que trae el viento al hacer revolotear la melena del follaje de los sauces lejanos.

Te ofrendo la lluvia serena del rocío, que toca y suaviza mi rostro desnudo que eleva una sonrisa al espacio infinito.

Te dedico la melodía sublime de las aves, y el aleteo mágico de los colibríes; mensajeros de los Maestros, que te llaman a descubrir tu maravilloso poder insondable, en un cofre guardado, como un regalo eterno.

»

— Rosur.