¡¡¡Para algunas personas, el color tiene sonido!!!

¿Sabia que el 1% de la población tiene una condición que es poco conocida llamada sinestesia?...

157

Cuando un bebé llega al mundo, tiene diversos controles, estos aseguran que su desarrollo sea normal y que sus sentidos sean percibidos de la manera correcta, además, cuando asistimos a la escuela, una de las cosas que primero nos explican es que poseemos cinco sentidos: gusto, tacto, visión, oído y olfato.

Sin embargo, hay personas que aseguran escuchar el sonido de los colores y los sabores de las palabras, por ejemplo, el tocar una superficie suave les puede dar un sabor dulce. Realmente el 1% de la población tiene esta condición que es muy poco conocida, llamada “Sinestesia”.

La Sinestesia, es una variación no patológica de la percepción humana, las personas que la poseen, experimentan involuntariamente las sensaciones antes descritas, en una vía sensorial o cognitiva adicional, percibiendo olores, colores o sonidos concretos.

Tienen una especificidad sensorial, es decir que los sonidos los escuchan como sonidos, los colores los identifican como están escritas las palabras en un texto, esto hace ver que la “sinestesia” es una sensación adicional, por ejemplo, pueden ver determinado número y al mismo tiempo asociar este número a determinado color; como el 7 al color amarillo y la letra A al rojo.

Algunos científicos de la universidad de California han sostenido que la “sinestesia” es una activación cruzada de algunas áreas del cerebro que procesan diferente la información sensorial recibida, lo explican como una “falla” en la conexión de los nervios cuando en el útero, la persona se formó.

La sinestesia, la puede seguir percibiendo una persona que de un momento a otro pierda algún sentido, ejemplo:  cuando esta escuche palabras puede ver colores que identifican a esta palabra, este suceso le  puede seguir ocurriendo a dicha persona aun si se vuelve invidente, este fenómeno es conocido como “ colores marcianos”, nombre que se le otorgó basado en el caso de un paciente que nació parcialmente daltónico y que aseguró poder ver colores “alienígenas”, él era incapaz de ver como la mayoría de personas, en realidad percibía esto debido a su sinestesia.

La primera vez que se supo de este tipo de casos fue en el año 1812, identificando que las personas con autismo la presentan con más frecuencia y algunas personas con epilepsia también pueden percibir la sinestesia.

El investigador Daphne Maurer, de la Universidad de Macmaster (Canadá), ha demostrado que todos los bebés de menos de 4 meses presentan sinestesia, la que describe como una fusión de los sentidos, explica que esto se debe a que el cerebro no ha alcanzado la especificación de las distintas áreas de estímulos, así que los bebés responden al sonido de una nota musical o una luz brillante de manera similar, esto ha llevado a pensar que las personas que tienen sinestesia quizá mantienen intactos los enlaces sensoriales.

Se ha podido definir todos los criterios diagnósticos que diferencian a la sinestesia de condiciones similares producidas por otro tipo de condiciones como “alucinaciones” o “estados de conciencia alterados”, todo esto nos lleva a pensar que tal vez poseemos otros sentidos que no hemos desarrollado y que tal vez estos nos pondrían a ver un mundo “diferente”.

Autor: Natalia Rodríguez
Fuente: es.wikipedia.org
Imagen: pixabay_fernandozhiminaicela