«Prevenir es vivir: Escucha tu cuerpo, cuida tu salud 💪🏼»

Esta es la narración desde mi experiencia al sufrir de cálculos biliares, cómo me enteré que los tenía y la extirpación de la vesícula.

0
202

Decidí escribir este artículo para contarles mi experiencia con respecto a esta enfermedad de la vesícula biliar, complementando esta narración con la investigación que hice en páginas médicas para aclarar la mayoría de las dudas al respecto.

Como iniciaron los síntomas de esta enfermedad

En la época de la pandemia del Covid 19, empecé a sentir un dolor fuerte en lo que llamamos coloquialmente la boca del estómago, el dolor era supremamente intenso y desesperante. Uno no se halla ni sentado, ni parado, ni acostado. Con lo único que lograba calmar el dolor era con esencia de limoncillo.

El dolor no era frecuente y empecé a detectar que al consumir sólo ciertos alimentos me lo producía entre ellos los lácteos y el repollo. En principio pensé que era dolor de estómago por indigestión y no iba al médico por el temor que generaba el Covid 19.

Antes de sufrir dolor me detectaron triglicéridos y colesterol altos, me hice tratamiento, pero quizás ya fue demasiado tarde para evitar que se me formaran cálculos en la vesícula biliar.

Pasó más de un año y yo procuraba no comer lo que sabía me hacía daño, pero se intensificó el dolor y finalmente tuve que acudir a urgencias, pues sentía inflamación total en el abdomen, me hicieron un examen de sangre y una ecografía. En el examen de sangre querían mirar si era la vesícula que estaba afectada, pero salió bien. En la ecografía en cambio sí vieron que tenía cálculos en la vesícula.

Tuve la opinión de dos médicos, uno me dijo que hiciera un tratamiento con Omeprazol para descartar úlceras en el estómago y gastritis. Luego tuve cita con otro médico y me dijo que era inminente la operación y me suspendió el Omeprazol.
Me dijo que si la vesícula produce dolor e inflamación se debe sacar porque luego se puede complicar y generarse entre otras una pancreatitis o una peritonitis.

La cirugía

Me hicieron una laparoscopia para extraer la vesícula, generalmente es ambulatoria, uno sale el mismo día en que le hacen la cirugía, en mi caso salí hasta el día siguiente porque me demoré en recuperarme de la anestesia, la recuperación en mi caso fue dolorosa porque me quedó dolor cerca del hombro derecho y no me valió tomar medicamentos. El dolor se me quitó justo al cumplir casi el mes de operada. Quedé con decaimiento y bajé 5 kilos.

Durante los primeros 15 días de la cirugía se debe evitar comer papa criolla, yuca, cebolla cabezona, carne, espinaca, brócoli, coliflor, chocolate, té negro, huevo, no se deben comer comidas grasosas, ni lácteos. Algunos de estos alimentos generan irritación y otros generan gases que causan dolor.

En cambio se deben tomar caldos de pollo, pescado pero que no sea trucha ni salmón porque son muy grasosos, aguas aromáticas, papaya, manzana roja entre otros. Recomiendan caminar poco a poco al día siguiente de la cirugía y de ahí en adelante caminar diariamente hasta donde se pueda resistir para evitar que se genere trombosis o neumonía.

No se deben hacer oficios domésticos como cocinar, lavar, hacer aseo por lo menos en los primeros 15 días después de la cirugía, ni levantar objetos pesados. A los 15 días el médico me dijo que fuera incorporando poco a poco otros alimentos a mi dieta. Luego de casi dos meses empecé a recuperar mis fuerzas por completo.

¿Pero qué es la vesícula biliar?

La vesícula biliar es un órgano en forma de pera que queda por debajo del hígado, ella se encarga de guardar la bilis que genera el hígado para digerir las grasas del intestino delgado.

¿Por qué se forman los cálculos biliares?

Según dicen en las páginas de medicina no se sabe con seguridad que los produce, pero dicen que una de las causas es cuando la bilis contiene demasiado colesterol, si el hígado produce más colesterol del que la bilis pueda disolver se forman cristales y luego se convierten en piedras. También dicen que se producen por exceso de bilirrubina o porque la vesícula no se vacía en su totalidad.

¿Siempre se debe extirpar la vesícula biliar cuando se tienen cálculos?

No, no siempre según las revistas médicas y cuando se va a consulta los doctores
dicen lo mismo. No se extirpa cuando hay cálculos siempre y cuando estos no
causen ningún síntoma.

¿Cuándo se debe extirpar la vesícula biliar?

La vesícula biliar se debe extirpar cuando produce dolor porque es cuando los cálculos producen algún bloqueo en los conductos por donde pasa la bilis y esto puede generar consecuencias mayores.

En cuanto a la cirugía esta es la explicación médica

La cirugía la hacen con anestesia general. En otras épocas se hacía una incisión de 12 a 17 cms. en la parte superior derecha del abdomen, debajo de las costillas. En la actualidad generalmente se utiliza la laparoscopia, esta cirugía se hace a través de un laparoscopio que es un tubo delgado e iluminado con el que el cirujano puede ver el interior del abdomen. Realizan 3 o 4 cortes pequeños, generalmente son: en
el ombligo, debajo de las tetillas o senos y al lado derecho debajo de las costillas. Para poder observar muy bien los órganos y que se expanda el abdomen le introducen al paciente dióxido de carbono, el inconveniente es que en la recuperación se produce dolor en los hombros o a veces solo en el hombro derecho.

Hay personas que se recuperan pronto del dolor, como otras en mi caso que el dolor
me duró prácticamente el mes. A este procedimiento de la extirpación de la vesícula
biliar se le llama Colecistectomía.

Autor: Vilma Guzmán
Fuentes: mayoclinic.org, medlineplus.gov, medlineplus.gov
Video: Youtube - Nucleus Medical Media
Imágenes: es.wikipedia.org, es.wikipedia.org