Si su boca no está sana, puede enfermar del “corazón”

La mayoría de las personas no ponen mucha atención a su salud bucal, investigaciones científicas han demostrado, que es más importante de lo que se cree…

0
248

A lo largo del tiempo, en nuestra población, han existido muchas personas, a las que a su salud bucal no le dan la mayor importancia, sin embargo, se ha descubierto que está, está muy ligada a nuestra salud, sobre todo a nuestro “corazón”.

Nuestra boca, es una gran aliada en nuestra salud, “es la que nos ayuda a tener una digestión adecuada con una perfecta masticación y con un buen cepillado, evitamos el mal aliento y la caries” es la percepción que a lo largo del tiempo hemos manejado.

Debemos tener en cuenta que, de los alimentos que consumimos quedan residuos en nuestra cavidad bucal, dientes y encías permanecen ahí con estos y como es natural se descomponen.

La saliva ayuda a que este proceso sea más rápido, si nuestra boca no está limpia, con un correcto cepillado, luego de consumir nuestros alimentos, empiezan a gobernar en ella muchos microorganismos como bacterias que se comportan como patógenos.

Según varios estudios, se ha descubierto, que la mala higiene oral está muy ligada al riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, hay que tener presente, que en la boca pueden desarrollarse varias enfermedades, producidas por el simple hecho de no limpiarla adecuadamente.

En algunos pacientes, pesa también mucho el hecho de tener familiares que ya presentan enfermedades como la periodontitis, que es una inflamación crónica de la encía y que los pone más propensos a sufrir de esta, son ellos los que deben tener un aseo más estricto que cualquier otra persona.

Todo puede comenzar con el hecho de no cepillar sus dientes después de cada comida, estas bacterias se alojan en la superficie de estos y se remineralizan formando los ya muy conocidos cálculos.

Los cálculos, debido a que son bacterias y microorganismos, producen una inflamación que se puede desencadenar en la conocida periodontitis, la cual puede conllevar a la formación de abscesos muy dolorosos y hasta la pérdida de los dientes.

Al estar en este entorno nuestra saliva se contamina con dichas bacterias y ayuda a su tránsito por nuestro organismo.

Los investigadores de la universidad de Harvard han concluido que la inflamación que producen estas bacterias y toxinas se puede pasar a otras partes del cuerpo y son capaces de tapar las arterias coronarias y producir así un infarto o un derrame.

Cabe resaltar el tener presente los siguientes síntomas:

 … “Refiere el cardiólogo Rodolfo Vega Llamas:
Encías rojas, blandas o hinchadas.
Encías sangrantes al cepillar o al usar hilo dental.
Encías que parecen estar separadas de los dientes.
Mal aliento crónico o un sabor desagradable en la boca.
Dientes que están flojos o separados entre sí” ….

Esto debe ser un signo de alerta que nos lleve a consultar con nuestro odontólogo de confianza y nuestro médico de cabecera que como profesionales sabrán guiar y dar las recomendaciones pertinentes para cada caso.

Amigo lector, espero que veas la importancia del buen cepillado y deslumbres la cantidad de problemas que con este puedes evitar.

Autor: Natalia Rodríguez
Fuentes: eltiempo.comcolgate.comucc.edu.co
Imágenes: pixabay.com/es/geralt