Educación financiera

Dar una buena educación financiera consiste en enseñar conceptos, lenguaje, productos financieros y estrategias útiles, con la finalidad de desarrollar las habilidades que se requieren en la toma de buenas decisiones, construyendo, así, el camino del éxito en las finanzas....

0
233

Aprender a usar el dinero va más allá de ahorrar. Es por eso que la educación financiera se compone de un extenso marco de posibilidades.

Hablemos ahora del cuándo. La educación financiera comienza a adquirirse desde la infancia. Es en este periodo de la vida cuando los seres humanos somos más receptivos al aprendizaje, en particular al inconsciente (que es el más duradero), por lo que resulta conveniente dar una buena educación en cuanto al manejo de los recursos económicos a los hijos desde que son niños.

Claro, no se trata de abrumarlos con conceptos, número y términos que les resulten aburridos, por el contrario, hay que abordar esos temas de forma casual y enseñarles con el ejemplo. De nada sirve hablar de finanzas y de la necesidad de construir y cuidar el patrimonio, si se actúa de manera contraria no controlando las deudas y realizando gastos superficiales, no planeados eso perjudica a todos pues era algo que ellos buscaran replicar.

en el caso de los mas pequeños existen 3 conceptos que son fundamentales trabajar:

  • La relación dinero-trabajo: el dinero no es infinito que surge de la nada, es resultado de un esfuerzo.
  • Metas: es necesario ahorrar para alcanzar un fin importante.
  • Deseos y necesidades: reconocer la diferencia entre lo que es necesario y lo que no.

Pueden ayudar en esos aspectos haciendo con ellos estas actividades:

Lista. Pídeles cada mes que hagan una lista en la que anoten todo lo que quieran. Revísenla juntos para diferenciar lo que necesitan de lo que desean.

Dinero. Es conveniente darles más dinero con menor frecuencia. Por ejemplo, en lugar de darles $5 cada semana, dales $20 cada mes. Un billete de $20 les parecerá más preciado y les costará más trabajo decidir en qué gastarlo. Además deberán pensar con detenimiento para que les alcance para todo el mes.

Alcancías. para que visualicen su ahorro es fundamental.

Para iniciar la educación financiera desde temprano, se puede empezar por metas de ahorro más generales y demostrar que el dinero debe cuidarse y no desperdiciarse o gastarse en lo primero que se desea.

Aprender a gestionar su propio dinero es una de las cosas que más y mejor transformará su vida en todos los sentidos, en chela y el colibri queremos recomedarte hacer click aqui: https://www.amazon.es/Educaci-n-financiera-avanzada-partiendo-cero/dp/1495247481/ref=tmm_pap_title_0?_encoding=UTF8&qid=&sr= 

Autor: @argomik
Fuentes: semana.comeumed.netedufinet.comfinanzaspracticas.com.co
Imagen: pixabay_firmbee